Entender las diferencias individuales

El buen funcionamiento de una empresa depende en gran parte de sus integrantes, por mismo es necesario entenderlos y conocer a cerca de su personalidad individual para poder comprender, mejorar y estimular su desempeño dentro de la empresa, para alcanzar mejores resultados.

Sabemos que cada persona es diferente y las diferencias a las vez de ser una fortaleza, ya que cada quien tiene habilidades, actitudes y comportamientos distintos que determinan la convivencia y el desempeño. Cada persona tiene una personalidad distinta, pero,  ¿Qué es la personalidad? “La personalidad representa el perfil general o la combinación de atributos psicológicos estables que captan la naturaleza única de la persona.” (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág.37), y está constituida por factores hereditarios y aprendiditos. Los primeros, se podría traducir como lo que conocemos por el “temperamento”, y estas características forman parte de nuestra herencia genética. Por otro lado, tenemos lo que se conoce como el “carácter”; éste esta constituido por los factores de aprendizaje del entorno, conformado por los valores culturales, aprendidos en el hogar, en la comunidad en la que estamos inmersos, la escuela, religión, el ingreso, nivel socioeconómico, los grupos o subculturas a las que pertenecemos, el trabajo, estereotipos, etc. un ejemplo de estas diferencias son: el individualismo de occidente y el colectivismo de oriente.

Dentro de las mismas características culturales tenemos:

Distancia al poder: es el grado al que las personas en una sociedad aceptan el estatus y las inquietudes del poder como un aspecto normal y funcional de vida. (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág.40) en donde las culturas latinoamericanas tiene este índice mucho más alto, pues aceptan el poder y se da un trato mucho más formal, y los títulos y el estatus son de gran importancia.

Evasión a la incertidumbre: es el grado al que las personas confían en los procedimientos y en las organizaciones para evitar la ambigüedad, lo imprescindible y el riesgo. (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág.40). La verdad es que a veces es importante correr riesgos, ya como muy comúnmente dicen: “el que no arriesga no gana” y suelen ser las personas y empresas de riesgos las que más éxito suelen tener y a la vez desarrollan cierta tolerancia a la frustración, lo que permite que al regresar o retomar un proyecto, este mismo tome más fuerza.

Orientación al rol de género: es el grado al que una sociedad refuerza o no refuerza las nociones tradicionales de la masculinidad frente a la feminidad (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág.40). Esto en general se refiere al papel de la mujer en la sociedad. Existen todavía hoy países y culturas en las que la mujer sigue siendo un grupo minoritario y en cierto grado de marginación, y empresa en estos países en donde no existe mucho apoyo hacia la mujer trabajadora. En cambio, existen otros países en donde se ha tomado a la mujer como una fuerza importante de trabajo, por sus mismas características naturales, y a la vez son organizaciones y países que le dan gran apoyo, y a su vez ha crecido en términos económicos y de desarrollo importantes.

Orientación a largo plazo: es el grado en que la sociedad recibe las virtudes orientadas hacia las recompensas futuras (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág.40). La importancia de esta característica, es que muchas veces necesitamos tener paciencia para obtener mejores resultados, y se desarrolla la perseverancia, la tradición, la creatividad, y la disposición, esto es de gran utilidad sobre todo en organizaciones gubernamentales, en donde generalmente los procesos y cambios suelen ser lentos, principalmente en México, en donde predomina la expectativa de la inmediatez, aunque las personas no practiquen esta inmediatez en su vida y trabajo cotidiano.

La personalidad sólo se puede reflejar en el comportamiento, y se puede definir en ciertas características como amabilidad, sensibilidad etc. esto para que las personas sepan que pueden esperar de otras personas. En el comportamiento organizacional, su estudio se refiere a la relación que existe entre la personalidad y las competencias del individuo. En realidad es importante que la persona cuente no sólo con la personalidad ideal para cierto trabajo, sino que también debe de tener las habilidades para realizarlo, de otra forma, las metas no se cumplirían con la eficacia necesaria. Por lo mismo existen 5 grandes factores de la personalidad:

  1. Estabilidad emocional: que se refiere al grado en que una persona es relajada, segura y libre de sentimientos negativos y persistentes (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág.44). Las personas con una mayor estabilidad emocional suelen desempeñar mejor su trabajo, ser más creativos, activos, preactivos e integrase mejor a los grupo, ya que en realidad no le dan tanta importancia a lo que los demás puedan pensar de ellos, y logran objetivos y alcanzan puestos superiores mucho mas rápido que las personas con baja estabilidad emocional, pues estas últimas se ven desmotivadas por cualquier cosa.
  2. Afabilidad: se refiere a la capacidad que tiene una persona para llevarse bien con otros (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág.45). Esta característica es muy importante, ya que dentro de una empresa gran parte del trabajo se desarrolla en equipos, y una persona afable, suele tener una mejor integración con el grupo. Además es una característica sumamente importante en los puestos gerenciales, ya que es necesario tratar de comprender y llevarse bien con los subordinados para así poder conocer sus necesidades, sus opiniones, y saber como motivarlos a realizar un mejor trabajo o incluso a alcanzar sus metas personales.
  3. Extraversión: el el grado al que una persona busca la compañía de otros (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág.45). Esta es una característica que muchas veces asociamos con la palabra “social”, decimos: “Fulanito es muy social.” En el caso de los introvertidos, los podemos asociar con aquellas personas que suelen ser más callas, que pasan mucho tiempo solos. A nivel gerencial las personas extrovertidas, suelen tener más éxito, y generalmente están relacionadas con actividades o trabajos que incluyan interacción con otros.
  4. Meticulosidad: se refiere a la autodisciplina, actuar en forma responsable y dirigir el comportamiento personal (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág.46). Las personas meticulosas, son personas que tiene mucho orden, que necesitan hacer una cosa a la vez, por lo mismo no tienen muchas tareas, pues toman bastante tiempo en la realización de una sola, prefieren hacer pocas cosas, pero muy bien hechas, ya que suelen tener más conciencia y son muy cuidadosos.
  5. Apertura: describe la imaginación y la creatividad (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág.46).  Las personas que tiene mucha apertura, suelen ser personas que aceptan nuevas ideas, que son creativa, imaginativas, les gusta el arte, la diversidad, tienen muchos intereses y son abiertas al cambio, son personas que adaptan fácilmente a cualquier situación.

Una empresa debe de poner especial atención en estas características a la hora de seleccionar a sus empleados, y a veces es mejor que la mayor parte de ellos encajen en el perfil, aunque a veces es necesaria la diversidad para generar nuevas experiencias y aprendizaje.

Otros factores que influyen en el desarrollo de la personalidad e una personas son:

  • Autoestima: es la medida en que una persona se considera valiosa y meritoria (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág. 47). La autoestima es uno de los factores más importantes de la personalidad, ya que influye en las decisiones de y el comportamiento de las personas de manera terminante. Las personas pueden tener mayor o menos autoestima en diferentes etapas de su vida. Una persona con una buena autoestima, es más seguro de sí mismo, se integra más a los grupos sociales, tiene aspiraciones y metas más altas, es optimista, positivo y esperanzado, camina siempre hacia delante, mientras una persona con baja autoestima se siente fácilmente agredido, las opiniones de los demás afectan su comportamiento y su trabajo, limita sus metas, siente que no se merece nada o se siente poco capaz para realizar ciertas tareas y no le gusta correr riesgos. Por eso mismo las personas con una buena autoestima suele crecer mucho más rápido en su carrera profesional, pues conocen sus capacidades y saben como levantarse después de la caída.
  • Locus de control: se refiere a la medida en que las personas piensan  que pueden controlar los hechos que las afectan (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág.47). Las personas con un locus de control interno, consideran que su comportamiento afecta en su entorno, y por eso trabajan mejor, porque pueden poner todo lo que esté de su parte para mejorar sus condiciones de vida, trabajo, personales, en su entorno social y profesional, etc. por lo mismo se adaptan a los cambios y situaciones con facilidad, son buenos con la toma de decisiones, aún en momentos de estrés y pueden persuadir e influir en las personas. Por otro lado, las personas con un locus de control externo, le atribuyen todo, tantos su éxitos y fracasos a la suerte y es mucho más probable que otros influyan en ellos.
  • Inteligencia Emocional: se refiere a lo bien que un individuo se conduce a sí mismo y la forma en la que maneja a los demás, más que a lo inteligente o capaz que es en términos de habilidades técnicas (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág.47).  La inteligencia emocional está integrada por: conciencia de uno mismo, empatía social, automotivación y habilidades sociales. Se dice para lograr el éxito es mucho más importante tener una inteligencia emocional alta, que un coeficiente emocional alto, esto es porque la mayor parte de nuestra vida se desarrolla en sociedad, todo nuestra vida, aprendizaje y parte de nuestra personalidad es influida por la misma. Por lo mismo es necesario estar concientes de quiénes somos, de lo que somos capaces, de nuestras capacidades, nuestras debilidades, saber  reconocer y aceptar nuestro errores, al igual que ponernos en el lugar del otro para tratar de entenderlo, de motivarnos a nosotros mismos, y de ser una influencia positiva para los demás. El manejo de grupo es algo complicado, porque las personas somos complejas, por eso es necesario tener la habilidad de comunicarnos con los demás y entendernos a nosotros mismos para poder entender a los demás y poder influir en ellos, porque no podemos dar lo que no tenemos. Y se puede ser un genio en nuestra área de habilidad, pero sino tenemos esa Inteligencia Emocional, sería muy arduo avanzar, porque ese avanzar, parte de tener un camino trazado y los medios para conseguirlos. Y si no tenemos conciencia y control de nuestras emociones, esto es muy difícil que aún nosotros mismos sepamos que camino tomar.

Las organizaciones deben de influir en la personalidad de lo empleados. Ésta no se puede cambiar, a menos que la persona quiera y tenga motivos muy fuertes para hacerlo, sin embargo pueden motivar a sus empleados de diferentes maneras para que la organización obtenga mejores resultados de los mismos, pues cuando una persona se encuentra bien capacitada, conforme y contenta con la empresa, éstos tendrá un mejor desempeño, haciendo que la organización crezca y se vuelva mucho más competitiva.

Por otro lado, tenemos las actitudes, que son sentimientos, creencias y tendencias conductuales, más o menos duraderos, acerca de personas, grupos, ideas, cuestiones u objetos específicos (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág.51), y que al igual que la personalidad sólo pueden ser observadas a través de la conducta. Estas son importantes por 3 razones: son estables con el paso del tiempo, se mantienen cuando son dirigidas hacia algo o alguien e influyen el comportamiento, y estas están compuestas por 3 factores: afectivo, cognitivo y conductual. Una persona que se encuentra con otra que no le cae bien, se sentirá incomodo, tendrá ganas de agredirlo o de hacer un mal comentario y se terminará por retirar del lugar. Esto es de suma importancia para las empresas, porque esto ayuda a comprender el comportamiento de sus empleados e incluso las razones por las que las metas u objetivos están siendo obstruidos y su elaboración este siendo más lenta. Para poder analizar algunos de los problemas que se enfrentan en una empresa o el reempeños de algunos empleados es necesario poner especialmente atención al comportamiento para poder determinar las actitudes y la procedencia de las mismas, para poder poner solución al problema.

La actitudes clave relacionadas con el trabajo son:

  • Esperanza: que implica el deseo y el empeño que pone una persona al perseguir metas. Esto influye en el comportamiento y desempeño del trabajador, ya que una persona que tiene esperanza de crecer dentro de la empresa, en su carrera o en su vida personal pondrá empeño en realizar su trabajo lo mejor posible. Una persona con esperanza es una persona con autoestima alta, con un locus de control interno, meticulosidad afabilidad y apertura, está dispuesto a trabajar arduamente para conseguir sus metas.
  • Satisfacción laboral: una persona que no esta satisfecha con su trabajo, no tendrá un buen despeño, ya que se sentirá inconforme, ya sea con el trabajo en si, con la remuneración, con el ambiente de trabajo, etc. su actividad lo estresa, lo  pone nervioso, y en muchos casos incluso afectará a su salud, no tendrá ganas de presentarse al día siguiente y se la pasará buscando excusas para no ir a trabajar. Pero cuando una persona se encuentra satisfecha con su trabajo, pondrá todo su empeño en el y buscará seguir adelante con su trabajo y hacerlo bien, tendrá esperanza.
  • Compromiso con la organización: cuando una empresa se preocupa por sus empleados, y los tiene satisfechos, contentos y esperanzados, cuando lo empleados conocen el porqué hacen tal o cual cosa y para qué, estos tendrán un motivo para dar lo mejor de sí, estos se sentirán orgullosos y comprometidos con la empresa, pues en ella se sienten apoyados, aceptados, integrados, y tendrán deseos de permanecer en la organización.

Cuando estas 3 actitudes se cumplen, el empleado tendrá un mejor desempeño y le ahorrará mucho dinero a la empresa, ya que disminuirá la rotación de empleados, que tiene un gran costo para la organización en el sentido de la capacitación, y estos estarán contentos, satisfechos y comprometidos con la organización, pues ésta esta comprometida con ellos.

Las emociones son detonantes importantes de las actitudes, y es necesario aprender a controlarlas. La emoción, es un patrón complejo de sentimientos hacia un objeto o una persona (HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009.pág. 58). Existen muchas y muy diversas ocasiones en la que nos sentimos enojados, felices, angustiados, cariñosos, etc., y estas emociones afectan nuestro desempeño dentro de una organización. No podemos ponernos a llorar cada vez que nuestro jefe nos dice que hicimos algo mal, ni pegarle a cada persona que nos haga enojar. Debemos controlar nuestra emociones. Generalmente cuando tenemos pensamientos positivos, tenemos emociones positas y viceversa, y cuanto tenemos una actitud positiva nuestro desempeño mejora, por lo mismo, los gerentes deben de aprender a manejar las emociones de sus empleados, anticipando las mismas, siendo agradecidos, reconociendo el trabajo bien hecho de los demás ayudándolos a trazar su carrera, motivándolos con sus objetivos y metas no sólo organizacionales, sino también individuales, y no sólo criticando el trabajo mal hecho, sino que reconociendo el esfuerzo y el trabajo y desempeño de los mismos.

El hecho de comprender que cada individuo es distinto, con una personalidad, actitud, emociones distintas, es de mucha utilidad para el crecimiento y buen funcionamiento de una empresa, esto porque al tratar de identificar las características de cada individuo, nos ayuda también a conocer y considerar su motivaciones y aspiraciones, un gerente que conoce bien a sus empleados y viceversa, sabrá mejorar e incentivar el desempeño de los mismos, haciendo de la organización, un lugar con un buen ambiente de trabajo y con personas comprometidas que buscarán el crecimiento y bienestar de la empresa en todo momento.

Bibliografía

HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009. Comportamiento Organizacional. 12va Edición.Cengage Learning. México.Pg. 35 – 62

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: