Cultura Organizacional

La cultura organizacional es  un factor básico dentro de una organización, incluso cuando la cultura organizacional no se encuentra escrita, determina todo el funcionamiento de la organización, desde la contrataciones y asensos, hasta el comportamiento diario de los empleados, su forma de trabajar, las evaluaciones, etc. esta está comprendida por la filosofía, los valores, las conductas compartidas y los símbolos, y todos estos en conjunto conforman la cultura organizacional, lo que no son por separado.

La cultura organizacional se conforma en respuesta a 2 grandes factores: la adaptación y la supervivencia, que comprende el como se adapta la organización al factores culturales del entorno o el país en el que se ubican; y la integración al interior, que es la adaptación de los empleados al funcionamiento de la empresa, desde la estructura de poder, hasta las relaciones entre las personas que trabajan y conforman la organización. Los que sí es un hecho es que una empresa debe de ser adaptable a la cultura social dentro de la que se encuentra inmersa para poder funciona, sino se ocasionarán conflictos que pueden perjudicar a la empresa.

Pero mantener una cultura organización, hace falta más que contratar a las personas correctas, pues la forma en la que los gerentes y los equipos afrontan las responsabilidades y los problemas, también son factores importantes dentro de la cultura organizacional. En primer lugar, tenemos la forma en la que los empleados reaccionan ante la crisis, los roles y las capacitaciones, las recompensas y el estatus, el proceso de selección y promoción, los ritos, mitos y ceremonias, y la historia de la organización, para poder cambiar la cultura organizacional, bastaría con modificar estos lineamientos o criterios. El cambio dentro de una cultura, se oye muy sencillo de realizar, pero no lo es, ya que esta imprime identidad a la empresa frente a los diferentes públicos, en segundo lugar le proporciona estabilidad y finalmente ayuda a que los empleados adapten su comportamiento mediante pautas establecidas. Este implicaría una nueva adaptación, y suele ser más fácil aprender desde el principio, que modificar el aprendizaje.

También hay diferentes tipos de culturas organizacionales. Estas se eligen dependiendo del estilo de cada empresa y de cada lugar en el que se localice dicha organización:

  1. Cultura Burocrática.- que se fundamente en reglas y procedimientos a seguir con una estructura y jerarquía muy formal y estandarizada.
  2. Cultura de Clan.- que se basa en la lealtad, en la cooperación, el compromiso, la automotivación y dirección y la influencia social.
  3. Cultura Emprendedora. Que se fundamente al la creatividad y la capacidad de asumir riesgos.
  4. Cultura de Mercado:  que se basa principalmente en metas y logros financieros y de mercado altamente mesurables.

Por otro lado, tenemos que dentro de una misma organización,  pueden existir más de una cultura, y a esto se le llama subculturas, que se forman principalmente por las diferencias de horarios, de tareas, de rango o estatus en la jerarquía, etc. y resultan muy difíciles de analizar o estudiar, por las claras y marcadas diferencias que hay entre unas y otras, aunque lo ideal sería que la cultura organizacional estuviera unificada.

En realidad la cultura organizacional tiene una relación inseparable con el desempeño de la organización, ya que esta influye determinantemente en los empleados, en su motivación, en su forma de trabajo, y cuando los empleados conocen, respetan y se encuentran contentos y comprometidos con la organización su desempeño será mejor, lo que puede beneficiar de manera importante a la organización, pues esta tendrá mejores resultados en cuanto a productividad, financieros y sobre todo en cuanto a su imagen y reputación frente a sus diferentes públicos. Aunque es importante que la empresa tenga en cuenta las diferencias culturares tanto de cada uno de los empleados como del lugar  geográfico en el que ubica la empresa ya que esto puedo repercutir en la eficiencia y efectividad de la empresa, y al tomarlo en cuenta puede prevenir ciertas situaciones que complicar su funcionamiento.

Bibliografía

HELLRIEGEL, SLOCUM. 2009. Comportamiento Organizacional. 12va Edición.Cengage Learning. México.Pg. 457 – 483

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: